¿Cuál es la importancia de implementar un sistema de coeducación en modelos diferenciados?

El mundo en que crecen nuestros hijos e hijas es cada vez más diverso y complejo. Hoy en día, las instituciones educativas presentan un formato mixto. ¿Por qué es importante este sistema?

Un mundo nuevo

La educación diferenciada ha sido la norma en el sistema educativo jesuita, y muchos otros, durante siglos. Este modelo está basado en un sistema de valores sociales tradicionales. La escuela no debe ser una realidad al margen de nuestra sociedad, ¡debe pertenecer a ella!

Es por eso que instituciones como la Unidad Educativa Particular Borja responden a la modernidad implementando sistemas más actuales, sin perder nada de la calidad, tradición y excelencia originales que las caracterizan.

¿Por qué la coeducación es tan importante?

La revista Science publicó el artículo: “La pseudociencia de la escolarización por sexos” en el que llegaba a la siguiente conclusión: no existen diferencias entre los cerebros de ambos géneros que puedan justificar una educación diferenciada. El artículo argumenta que este modelo en la actualidad puede propiciar estereotipos de género que resultan perjudiciales a largo plazo. 

Además, varios estudios han demostrado que la coeducación impacta el desarrollo cognitivo de estudiantes de manera muy positiva, y genera beneficios en las áreas de:

  • Rendimiento académico
  • Autoestima y noción de identidad
  • Ambiente escolar
  • Desarrollo socioemocional

La coeducación les ayuda a desarrollarse plenamente como seres humanos: empáticos, capaces de ver, reconocer, apreciar y respetar las diferencias, buscando el bien común. 

¿Cómo lograr este cambio?

Como puedes ver, implementar un modelo de coeducación implica muchas ventajas. Sin embargo, este es un cambio que debe hacerse de manera inteligente y paulatina. No basta con reconocer la importancia de este modelo educativo, es necesario construir un modelo completamente nuevo. Por supuesto, no se trata de cambiar de la noche a la mañana el entorno y el sistema al que los estudiantes están acostumbrados. Se requiere de un esfuerzo gradual y comunitario para asegurar el bienestar de todos y todas.

Para superar las dificultades que supone implementar este nuevo modelo, es importante analizar y adaptar las metodologías de enseñanza desde una perspectiva de género, de manera que en las aulas no se produzcan estereotipos que puedan alterar la convivencia. Compartir espacios y currículum no garantiza igualdad, por lo que es importante educar y colaborar con toda la comunidad educativa para fomentar equidad en todas las áreas.

Las diferencias no deben ser un motivo de segregación, sino una oportunidad de aprendizaje. Un nuevo modelo de coeducación en una escuela tradicionalmente diferenciada aporta una nueva manera de ver el mundo: más inclusiva y flexible, y con el potencial de ofrecer una educación no sólo completa, sino actual, que ayude a los estudiantes a ser agentes de bien para el mundo en que vivimos. ¡Así es como el Borja ayuda a cambiar el mundo!

Te invitamos a conocer más de nuestros niveles mixtos en el sitio web.

0

Con gusto te proporcionaremos más información