Beneficios de la educación mixta o coeducación

El modelo de coeducación es cada vez más aceptado en todo el mundo, y con mucha razón: es un sistema educativo con beneficios indiscutibles para niños y niñas de todas las edades y comunidades. ¡Aquí te contamos un poco más sobre estos beneficios!

Educación mixta: la educación de hoy

Muchas personas se preguntan si la educación diferenciada verdaderamente ayuda al desarrollo cognitivo de los estudiantes. Eso mismo se preguntaban los investigadores de la Universidad Claremont McKenna, en California, y encontraron que en realidad dividir a los estudiantes por género no tiene mayor influencia en su desempeño académico, aunque sí en su desarrollo social. En general, los estudiantes de una escuela mixta tienen mejores facultades sociales al terminar el bachillerato.

El modelo de coeducación o educación mixta brinda una gran flexibilidad educativa al combinar métodos, estrategias y distintos recursos de las modalidades diferenciadas. Esto fomenta la igualdad y el acceso a la educación, además de que conlleva ciertos beneficios; ¿te interesa saber cuáles son?

Beneficios de la coeducación

Pluralidad

Este es probablemente el beneficio más importante de la coeducación. Los estudiantes de las instituciones mixtas suelen poseer mayor empatía por diferentes grupos de personas, y aceptan con mayor facilidad distintas maneras de ver el mundo, pues lo aprenden desde las aulas. La coeducación instala pluralidad e inclusión en sus vidas desde los primeros años.

Aprendizaje que va más allá de las aulas

El desarrollo de los estudiantes no se limita a conocimientos de un plan de estudios, sino que aprenden toda clase de aptitudes que se integran a su vida cotidiana, dentro y fuera de la escuela. Estos aprendizajes son parte esencial de su formación, y se ven reflejados en su desempeño académico. 

Tolerancia

El entorno escolar es el primer acercamiento que niños y niñas tienen al mundo real, y todas las experiencias que encuentran en él les servirán para desenvolverse sanamente en los contextos de la vida adulta. Es importante que niñas y niños sepan relacionarse con las diferencias que les rodean, aprendiendo de ellas.

Enfoque en capacidades, no en género

En el mundo de hoy es cada vez más inaceptable que existan sesgos académicos, sociales, profesionales e individuales entre hombres y mujeres. Al propiciar una educación igualitaria, se les da a las niñas y a las jóvenes la oportunidad de ser evaluadas conforme a sus capacidades, y acceder a las mismas oportunidades que sus contrapartes masculinas. De esta manera, la sociedad obtiene individuos capaces, socialmente y espiritualmente conscientes.

Favorece el trabajo colaborativo

La educación mixta promueve y fortalece la interacción y la convivencia entre niños y niñas en diversos ambientes de colaboración. De nuevo, se trata de ver a los estudiantes como individuos, sin limitar las actividades que cada niño o niña puede llevar a cabo por cuestiones de género. 

Nivel elevado de comunicación asertiva

Niños y niñas aprenden a comunicarse de manera consciente; con una sana expresión de sus ideas, deseos, opiniones y sentimientos. Pueden hacerlo de una manera mucho más clara, directa, honesta y respetuosa, sin la intención de perjudicar al otro.

Grupos mixtos de amig@s para toda la vida

Las relaciones que los niños y niñas crean en sus primeros años de vida son importantísimas, y definen en gran medida lo que se convertirán en el futuro. En una institución mixta, no sólo construyen amistades con personas de su mismo sexo, sino que enriquecen su círculo social, impactando su vida interpersonal de manera positiva. 

Instituciones como la Unidad Educativa Particular Borja, buscan avanzar hacia un mundo en que todos y todas tengamos las mismas oportunidades sociales, profesionales y espirituales. La igualdad comienza en las aulas; es por eso que la coeducación es una herramienta indispensable para construir un mundo mejor, de manera activa, equitativa y consciente. 

0

Con gusto te proporcionaremos más información