6 Actividades para fortalecer los lazos familiares

Todos sabemos que el desarrollo de un niño depende enormemente de la solidez de su familia. ¿Sientes que la relación entre los miembros de tu familia podría ser más fuerte? Lograrlo puede ser más simple de lo que crees; lo único que realmente necesitas son las ganas de hacerlo, y una pizca de iniciativa.  

¿Por qué nos importa la familia?

La familia es fundamental para el desarrollo de los niños y niñas, siendo su primer contacto con el mundo y la sociedad. Es por esto que se recomienda priorizar un lazo familiar sano, para que tus hijos se desarrollen, sintiéndose seguros que puedan expresarse libremente, teniendo una buena autoestima y una inteligencia emocional alta que les permite afrontar retos y aprender nuevas habilidades.

6 actividades que te ayudarán a fortalecer los lazos familiares en casa

·  Contar anécdotas personales: de esta manera se disminuyen las diferencias generacionales y se establece una relación de complicidad y unidad.  

·  Establecer rituales familiares: debe de haber ciertos tiempos o días que sean únicamente para la familia. Por ejemplo: viernes de películas, domingos de desayuno en casa de la abuela, tardes de museos, etc.

·  Organizar cenas o reuniones familiares: hará que todos puedan convivir en un mismo espacio, y “tocar base” unos con otros. Podrán platicar de toda clase de temas: los amigos, la salud, metas y planes, o lo que se les ocurra. 

·  Revisar las fotos familiares: hará que compartan experiencias, se pongan en los zapatos del otro y desarrollen curiosidad por sus parientes. 

·  Organizar salidas mensuales: Ya sea un viaje familiar, ir al campo o incluso salir a comer, los beneficios para la solidez de la familia serán muy evidentes.

·  Implementar espacios u horarios libres de tecnología: Este punto es muy importante, no porque la tecnología sea mala, sino porque aprendemos así a darle nuestra atención completa e íntegra a nuestros seres queridos. Esta es una forma de demostrar respeto, afecto, empatía e interés. 

Recuerda que un buen lazo familiar se nutre de la empatía, el respeto y la apertura hacia las diversas ideas y mentalidades que pueden existir entre los parientes. No dejes nunca de fomentar estos valores en tus hijos; enséñales a sentir curiosidad por sus familiares, sus sentimientos y sus vivencias. Estarás plantando las semillas de un árbol familiar muy bello y fuerte. 

0

Con gusto te proporcionaremos más información